Nueva fase: Vigilar y preguntar

pregunta

 

Una vez detectada la alergia, toca entenderla y asimilarla. Sobretodo hacerlo entender a la familia  y entorno cercano (amigos, colegio, etc) ya que les cuesta hacerse a la idea de lo grave que puede llegar a ser si no se toman las medidas necesarias.

Una vez que hemos aprendido a convivir con la alergia toca salir y enfrentarnos al mundo. Ya sabemos que la familia y nosotros iremos con la máxima precaución pero que pasará cuando salgamos fuera? ( en los restaurantes, en el colegio, en las fiestas de cumpleaños, en el parque, en la panadería, en las tiendas alimentarias, etc, etc )

Al principio da un poco de reparo preguntar la composición de los productos y más cuando en muchas ocasiones, te encuentras con reacciones como estas:

–          Cuando ves que es la primera vez que les hacen esta pregunta.

–          Cuando ves que no tienen ni idea del tema.

–          Cuando te miran con cara de estar pensando: qué exagerados! o vaya maniáticos!

–          Cuando te dicen que creen que puede comerlo pero no están seguros.

–          Cuando te contestan: puede que lleve algo, pero muy poca cantidad….. 

Decir también que en algunas ocasiones, el personal, a pesar de no tener conocimientos sobre el problema, se preocupan, se informan, preguntan e intentan ayudarte.

Después de reflexionar,  piensas que el niño tiene todo el derecho del mundo a hacer las mismas cosas que los demás, así que si hay que preguntar e insistir no pasa nada y lo que puedan pensar los demás no importa.

En cuanto a los etiquetados, hasta hace poco tiempo lo que hacíamos era evitar los productos con etiquetados que no estaban claros, en ocasione no había problema ya que lo podíamos sustituir por otro pero en otras ocasiones se quedaba sin poder comerlo…. Ahora cuando nos encontramos con estas situaciones lo que hacemos es contactar con el fabricante. Gracias a esto Arnau ahora puede comer muchas más cosas (por ejemplo: “nocilla”, algunos helados, algunas galletas, algunos chocolates,  etc)

Arnau irá creciendo, irá al cole, empezará a salir sólo…. Es mejor que crezca en un ambiente habituado a preguntar con toda normalidad.

El  principal problema es la falta de información sobre las alergias alimentarias. Tienes que ir explicando a todo el mundo el problema que tiene tu hijo y las posibles consecuencias.

A continuación os explicaremos algunas de nuestras experiencias personales con el “mundo exterior”:

      En una tienda de turrones artesanales:

Se acercaban las fiestas navideñas. Ya teníamos claro que este año haríamos turrón casero para que Arnau pudiera comerlo pero hay una tienda en nuestro pueblo donde hacen el mejor turrón de yema que haya comido jamás y decidí preguntar como lo hacían para saber si Arnau podría probarlo. Me miraron con cara rara y lo único que supieron decirme es que creían que no llevaba trazas de cacahuete.

tienda turrones

En una famosa parada de patatas fritas del pueblo:

Me aseguraron que no trabajaban con cacahuete y que las patatas las freían con aceite de oliva. Pero no pensaron que las patatas eran congeladas por lo que podrían llevar grasas vegetales. Les pedí ver la bolsa de las patatas que usaban. Muy amablemente buscaron una, leímos los ingredientes y efectivamente llevaban en su composición grasas vegetales sin especificar por lo que Arnau tampoco podía comerlas.

PATATA~1 

En las escuelas:

Hace unas semanas estuvimos visitando colegios ya que en septiembre Arnau empieza ya el cole. Uno de los temas que preguntaba era sobre las alergias. En la mayoría de escuelas tienen niños alérgicos, pero al hablar con los profesores y directores me di cuenta que por desgracia no tenían demasiada información sobre las alergias alimentarias. Únicamente en una escuela, en la que finalmente hicimos la preinscripción, el director y los profesores tenían los conocimientos esenciales para tratar a niños con alergias alimentarias.

colegio

      Al contactar con los fabricantes:

Nos hemos encontrado de todo: fabricantes que no contestan, fabricantes que tardan meses en darte una respuesta que al final no te sirve de nada, fabricantes que te tratan de “tonto”, otros que únicamente te remiten al etiquetado de sus productos el cual no está claro ya que por este motivo contactamos con ellos, otros que, por política de empresa, no pueden decirte qué grasas vegetales utilizan y finalmente otros, los auténticos profesionales, que te contestan inmediatamente y te resuelven todas las dudas.

email

      En los restaurantes:

Por miedo y por precaución no solemos comer fuera de casa muy a menudo pero de vez en cuando vamos a algún restaurante ya que a Arnau le gusta comer fuera y además también considero que debe de hacerlo para que sepa como debe actuar cuando vaya él sólo o con otras personas. En los restaurantes también nos hemos encontrado de todo. Siempre pedimos cosas sencillas, poco elaboradas pero aún y así a veces tenemos que preguntar.

camarero

En los establecimientos Viena nos confirmaron que tenían una carta especial de alergias donde se especifica qué productos son aptos y cuales no para los alérgicos a la lactosa, al huevo, al cacahuete,, etc. Por lo menos al Viena que fuimos nosotros únicamente tenían una carta para celíacos. Pero al preguntar nos atendieron muy amablemente y nos hicieron un bikini sin margarina.

En otro restaurante pedimos un plato que llevaba margarina (Arnau no puede tomarla ya que lleva grasas vegetales) y la respuesta del camarero fue: no pasa nada, si lleva muy poca. (nuevamente falta de conocimiento ya que una persona con alergia alimentaria, por más mínima que sea la cantidad del producto alérgeno que tome, las causas pueden llegar a ser fatales).

En otros restaurantes ves que te contestan sin tener ni idea, en otros preguntan al jefe de cocina para poder darte una respuesta segura, etc.

      En las fiestas de cumpleaños: otra Odisea…. Mirar las bolsas de todas las patatas para saber cuáles puede comer y cuales no, vigilar todo el rato lo que come, si hay frutos secos, pedir que lo quiten, ni probar el pastel de cumpleaños que comen todos los niños, etc, etc.

cumple1

En resumen, debemos de estar siempre vigilando y preguntando pero intentando que el niño tenga una vida social lo más normal posible.

vigilar