Preparando la entrada al cole. Documentación sobre la alergia.

Dentro de muy poco entraremos en una nueva etapa en la que todos deberemos adaptarnos: nuevos horarios, nuevas rutinas, nuevos entornos, nuevos amigos, etc. De momento Arnau está de lo más contento e ilusionado para empezar el cole. Ya hemos hecho la inscripción y ya hemos tenido la primera reunión. Pero entre tantas emociones también existen los miedos, sobretodo por el tema de la alergia. En esta primera reunión ya nos hemos encontrado con el primer obstáculo: Los desayunos. Se trata de un desayuno saludable en el que cada niño debe traerse de casa su fiambrera con fruta y/o frutos secos (horror!!!!!!)

Ya hemos avisado al director y profesores sobre la alergia al cacahuete pero de todas formas he preparado también una copia de los informes del alergólogo junto con esta carta para entregar al director, tutor y profesores. Espero que os pueda servir de guía.

 

 NOMBRE: “Xxxxxxx”

Teléfono de mamá: XXXXXX

Teléfono de papá: XXXXXXXXX

 

Tengo alergia al cacahuete y mientras sea pequeño necesito que tengas muy muy en cuenta todo lo que han escrito aquí mis papas

 

PRECAUCIONES

  • Antes de darme cualquier cosa de comer, debes leer cuidadosamente toda la etiqueta. Incluso los productos que menos nos imaginamos pueden contener trazas de cacahuete.

 

Los alérgenos pueden aparecer etiquetados de distintas maneras:

Juntamente con los ingredientes

Al lado de la fecha  de caducidad

En un apartado específico de alérgenos”

Aunque ya haya comido un producto con la seguridad de que no lleva trazas, cuando vuelvas a comprarlo debes leer de nuevo la etiqueta ya que los fabricantes pueden modificar sus producciones.

  • Vigila que ningún niño me de cacahuete, derivados ni comida que pueda contener trazas.

LA COMIDA QUE TENGO PROHIBIDA:

  • Cacahuetes
  • Conguitos
  • m&m
  • Frutos secos (Sólo puedo comer: piñones, nueces, almendras y avellanas. Todos deben ser comprados con cáscara)
  • Margarina
  • Siempre que en la etiqueta se indique: « aceite vegetal » o « grasas vegetales » sin especificar cuales. Por ejemplo las patatas de bolsa.

 

 

COM ACTUAR EN CASO QUE TENGA UNA REACCIÓN ALÉRGICA

Si tuviera una reacción alérgica:

 

protocolo

1) Pon-me la inyección de adrenalina siguiendo las instrucciones de la caja.

2) Llama a urgencias o llévame al hospital

3) Avisa a mis papás

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Galletas del millonario

galletas millonario

En los tiempos que corren, comer un postre con este nombre: Galletas del millonario…..puede producir varias sensaciones:, pena, rabia, risa …. La verdad es que a mi el nombre me hizo gracia y lo más importante es que está buenísimo! Así que aquí os dejo la receta 🙂

 

Ingredientes:

175 gr de harina blanca

125 gr de mantequilla en dados

4 cucharadas de azúcar moreno

Para la cobertura:

55 gr de mantequilla

4 cucharadas de azúcar moreno

400 ml de leche condensada

150 gr de chocolate con leche (yo usé marca Valor ya que no lleva trazas de cacahuete)

 

1) Engrasar un molde cuadrado de unos 23 cm con mantequilla.

2) Mezclar la harina con la mantequilla, trabajándola con las manos hasta que la pasta tenga una consistencia quebradiza. Añadir el azúcar y mezclar hasta que quede firme.

3) Extender la pasta sobre la base del molde, presionando con los dedos y pinchar con un tenedor.

4) Cocerla en el horno precalentado a 190C unos 20 minutos, hasta que esté ligeramente dorada. Dejar que se enfríe en el molde.

5)Para la cobertura, calentar a fuego lento en un cazo, la mantequilla, el azúcar y la leche condensada, sin dejar de remover hasta que rompa a hervir.

6) Bajar el fuego y cocer la crema unos 5 minutos más hasta que adquiera un tono dorado, se espese y se desprenda de los bordes del cazo. Verter la cobertura sobre la base del molde  dejar que se enfríe.

7) Cuando la cobertura de caramelo esté cuajada, fundir el chocolate con leche en un cuenco resistente al calor colocado sobre una cacerola con agua hirviendo a fuego lento. Extender el chocolate fundido sobre la cobertura, dejar que cuaje en un lugar fresco y luego cortar el pastel en varios trozos cuadrados o rectangulares y listo! 🙂

Información útil sobre la Dermatitis Atópica

dermatitis atopica
La Dermatitis Atópica es una enfermedad genética y medioambiental que se manifiesta en la piel de quien la sufre. Puede aparecer a cualquier edad, aunque es mucho más frecuente que lo haga durante el primer año de vida del paciente. Asimismo, aquellos cuyos padres o hermanos han experimentado algún tipo de proceso alérgico como, por ejemplo, asma, rinitis o alergia alimentaria son más propensos a padecer esta patología. Y es que, esta enfermedad aparece asociada a un incremento de la susceptibilidad al asma y a la rinitis alérgica.
Se puede clasificar la Dermatitis Atópica en cuatro tipos bien definidos: Dermatitis Atópica en la Infancia, Dermatitis Atópica en la Niñez, Dermatitis Atópica en la Adolescencia y Dermatitis Atópica en Adultos, siendo esta última la menos frecuente de todas. Así, los síntomas que presenta la enfermedad varían en función de la edad, tanto en la forma de manifestarse como en el lugar donde lo hace.
Dermatitis Atópica en la Infancia
Por lo general, en este tipo de Dermatitis Atópica, los primeros signos de la enfermedad empiezan a aparecer al segundo o tercer mes de vida. Se tratan de manchas rojizas con pequeñas ampollas que, en ocasiones, supuran un líquido desagradable mezclado con sangre. Otra de las primeras señales de alerta es una pequeña grieta rojiza en el pliegue del lóbulo de la oreja.
Las manchas anteriormente mencionadas pueden presentarse en múltiples partes del cuerpo: en las mejillas, en la frente, en el mentón, en el tronco y en las extremidades. Producen picor y, por lo tanto, suelen provocar que el niño se rasque constantemente, sobre todo cuando no está vestido o durante la noche, llegándose a causar en algunas ocasiones heridas graves que pueden infectarse.
Dermatitis Atópica en la Niñez
En este caso, la enfermedad puede aparecer como una erupción inesperada o como una recaída (extensión de la variedad de la Infancia).
A diferencia del tipo anterior, la piel presenta menos inflamación y las manchas son menos rojizas. Asimismo, las ampollas o llagas en rara ocasión supuran. Sin embargo, la piel en estos niños es más gruesa y áspera y, aunque las costras tienden a desaparecer, la piel se descama en el proceso conocido como ‘liquenificación’.
La cara y, más concretamente, los párpados y la piel de alrededor de los ojos es la zona más afectada. No obstante, la Dermatitis Atópica también puede localizarse en estas edades en las flexiones de los codos, las rodillas, las muñecas, los tobillos y el cuello. Y, al igual que en la etapa anterior, suele presentarse acompañada de picores.
Dermatitis Atópica en la Adolescencia
Durante la adolescencia es muy poco frecuente que se presente esta patología de forma inesperada ya que, por el contrario, suele ser simplemente una racaída, habiendo aparecido por primera vez la Dermatitis Atópica en una edad más temprana.
Una vez más, la cara es la zona más afectada (sobre todo alrededor de los ojos y la boca). Además, el cuello tiende a tomar un color marrón, conocido popularmente como ‘cuello sucio’. En estos casos puede presentarse igualmente en las flexiones de los codos, las rodillas, y las muñecas aunque con la diferencia de que las heridas formadas están menos inflamadas y la piel se muestra seca y gruesa.
El picor, en estos casos, aparece como consecuencia del estrés emocional y, por si fuera poco, el adolescente puede presentar al mismo tiempo otras enfermedades alérgicas, como la rinitis, conjuntivitis y asma.
Tratamiento
Por suerte, aunque la Dermatitis Atópica puede prolongarse en el tiempo, por ejemplo, desde los primeros meses de vida hasta la edad adulta, está comprobado que un 90% de los pacientes alcanzan una curación total.
Es característico de la enfermedad que, con el paso del tiempo, se den remisiones durante años, pero esto no significa que se haya curando por completo la enfermedad, en algunas ocasiones pueden darse recaídas.
Puesto que en cada persona la enfermedad se manifiesta de una forma y está causada por factores distintos, el tratamiento deberá ser individualizado. No obstante, los consejos más básicos son:
  Eliminar los alimentos que puedan causar alergia como, por ejemplo, los lácteos o el huevo, y llevar una dieta terapéutica.
  La ropa que esté en contacto directo con la piel es recomendable que sea de algodón 100% blanco, es decir, que no haya sido teñido, y debe lavarse con jabones no irritantes.
  Debe mantenerse una correcta limpieza dentro del hogar para eliminar los ácaros.
  Si el médico así lo recomienda, se pueden usar cremas de cortisona para reducir la inflamación.
  Para aliviar los picores lo mejor son los antihistamínicos.
  Por último, será necesario recurrir a una terapia con antibióticos para tratar posibles casos de infecciones, si las hubiera, producidas al rascarse.

Helado cremoso de moras

IMG_3133

Dicen que los helados deberían de comese durante todo el año. Pero la verdad, es que eso meterse cosas frías en el cuerpo durante el invierno, no me apetece mucho… 🙂

Por fin ya empieza a notarse el ambiente a veranito y con estos primeros calorcitos, después de una primavera tan fresquita y remojada, sí que hay ganas de empezar con los helados!  Así que ya sabéis de qué va a tratar la receta de hoy.

Para las personas con alérgias alimentarias, el tema de los helados es un problema: demasiados ingredientes, grasas vegetales sin especificar, en general poca claridad de los fabricantes….así que lo mejor, es hacer lo que hago yo. Tener una heladera en casa (yo la compré en el Lidl, bien de precio y funciona de maravilla)

De esta forma nos aseguramos que los helados no lleven alergenos ni trazas y además son mucho más sanos. Aquí os dejo la receta de este delicioso helado cremoso de moras:

Ingredientes:

450 gr de fruta fresca (yo utilicé moras de morera)

– 175 gr de azúcar
– 1/2 cucharadita de zumo de limón
– 720 ml de nata líquida
– 240 ml de leche entera
– 4 yemas de huevo
– una pizca de sal
Trituramos la fruta y la mezclamos con 4 cucharas de azúcar y el zumo de limón.

IMG_3129

Dejamos reposar la mezcla a temperatura ambiente una hora.
En un cazo ponemos la nata y la leche y mantenemos a fuego medio hasta que empiece a hervir, momento en el cual incorporamos el azúcar restante y la sal.Removemos hasta que veamos que el azúcar está totalmente disuelto.

Retiramos del fuego y dejamos tibiar.

En un bol/cazo aparte batimos las yemas y vamos añadiendo poco a poco la mezcla anterior, hasta que ambas se integren bien.
Es importante añadir la mezcla a las yemas y no al revés, ya que podrían cuajar con el calor del líquido y se estropearía la preparación.
Llevamos al fuego medio-bajo esta mezcla, removiendo constantemente y con cuidado de que no llegue a hervir, pues las yemas pueden cortarse. Hay que dejarla hasta que espese un poquito y vertemos esta mezcla sobre la fruta removiendo bien hasta que se integren.

La verdad es que está bien que la fruta se añada en el último paso, así podemos hacer helados de diferentes sabores sin pasar más trabajo, simplemente repartiendo la crema al final y mezclando con las frutas que prefiramos.

Ponemos la mezcla de helado en un recipiente/bol y la llevamos a la nevera, un mínimo de 4 horas y un máximo de 2 días.

Pasado este tiempo, lo pasamos a la heladera durante aproximadamente 35- 40 min y listo!

IMG_3130

La dermatitis atópica y las alergias

dermatitis_01

Con la llegada del buen tiempo también se intensifica la dermatitis atópica (en muchas ocasiones relacionada con las alérgias). Aquí os dejo una pequeña guia que puede ayudar a identificarla:

En palabras del Dr. Ricardo Ruiz, el término piel sensible no está basado en un diagnóstico médico, sino en el marketing. “Sin embargo son muchos los pacientes que acuden a consulta aquejados de enrojecimiento y escozor en la piel cuando se exponen al contacto con distintos agentes, incluso con el agua”, asegura el dermatólogo.

Según él, en general tras el concepto de piel sensible se encuentran tres problemas bien distintos:

Rosácea: se caracteríza por un enrojecimiento difuso en distintas zonas del rostro relacionados con los cambios de temperatura. Aquellas personas que la sufran no deben nunca emplear cremas con cortisona, ya que suele empeorar los síntomas. El tratamiento más adecuado para esta patología consiste en controlar los brotes a base de antibióticos e isotretinoina, así como evitar exposiciones al sol.

Dermatitis atópica: sus síntomas más claros son descamaciones, no sólo en el rostro, sino en el cuero cabelludo, los brazos, las piernas… Es bastante común que estos pacientes, además, sean alérgicos al polvo o al polen. En este caso, las cortisonas suaves como tratamiento pueden ser efectivas si se emplean de forma prudente.

Intolerancia a cosméticos: causa eccemas y escozor en la piel cuando existe contacto con determinados productos tópicos. En estos casos es conveniente realizar pruebas para descartar alergias asociadas al níquel, fragancias, conservantes… “El manejo de estos pacientes es muy difícil. Por lo general no toleran ninguna crema que contenga conservantes o perfumes y algunos ni siquiera soportan la vaselina pura ni las aguas termales. En ocasiones tenemos que recurrir a los corticoides por boca para controlar los brotes de enrojecimiento”, asegura el dermatólogo.

Fuente: http://salud.facilisimo.com/blogs/enfermedades/3-enfermedades-relacionadas-con-la-piel-sensible_855930.html

Crepes

IMG_3030

La receta de hoy también es muy “práctica” ya que a parte de su sencillez (se necesitan pocos ingredientes y es muy fácil y rápida de preparar), también es muy versátil ya que se pueden comer a cualquier hora del día: para el desayuno, como merienda, como cena…. y también se pueden hacer de cualquier cosa.

En esta ocasión yo los he hecho ducles, rellenos de dulce de leche. Pero se pueden hacer de lo que os apetezca ( nocilla, azúcar, frutas, melmelada,  queso, jamón, etc)

El día que hago crepes, preparo el doble de cantidad de la que indica la receta con lo que salen unos 10 crepes aproximadamente.  Así los que me sobran los congelo y en cuanto nos apetecen sólo hay que sacarlos del congelador y listo!

Existen en el  mercado una gran variedad de creperas, todas muy bonitas pero la verdad es que no son necesarias. Yo hago los crepes en una paella y salen perfectos!  🙂

IMG_3004

Aquí os dejo la receta:para 2 personas:

Ingredientes:

65 gr de harina

25 gr de azúcar

2,5 gr de sal

1 huevo grande

20gr de mantequilla

175 cc de leche

IMG_3003

Mezclar todos los ingredientes en la batidora. Calentar una sartén con un pelín de aceite para que los crepes queden doraditos y ya podemos empezar: echamos un poquito de la mezcla en la paella, cuando esté un poco doradito le damos la vuelta hasta que también haya adquirido un poco de color, lo sacamos de la apella y a por otro!  🙂

IMG_3006

Restaurantes con guía de alérgenos

alergenos restaurante

En algunos países ya es algo habitual encontrar en los restaurantes cartas o menús para alérgicos o en los cuales se indican los principales alérgenos de cada plato.

Si bien es cierto que se están implantando mejoras en el sentido de controles más rigurosos,  más formación para los profesionales de la restauración y sobretodo una mayor concienciación sobre las implicaciones que puede tener una reacción alérgica a los alimentos, aquí en nuestro país, todavía tenemos un largo camino por recorrer hasta conseguir estos niveles de normalización que tienen países como Inglaterra.

Aunque no sea lo “normal”, en España existen (y cada vez más) restaurantes donde de una forma u otra te detallan los principales alérgenos de cada receta. Es una gran ayuda  ya que nos da algo más de confianza y tranquilidad tanto a las personas alérgicas como a los padres de niños con alergias alimentarias.

Hoy he encontrado uno de ellos y aprovecho para  recomendarlo aquí en el blog:

Se trata de la cadena de restaurantes Buenas Migas en el que disponen de este cartel donde nos informan que encima de cada etiqueta podemos encontrar unos símbolos de los productos alérgenos que contiene cada receta!