Las 7 principales alergias alimentarias‏

alergias-alimentos

Según el Instituto UCB de Alergia, una de cada cinco personas en España padecen o padecerán en un futuro algún tipo de alergia, cifra que se prevé aumente con los años. Dentro de la amplia variedad dealergias destacan las alimenticias que, como el resto, empeoran la calidad de vida de aquellos que la sufren.

A continuación os apuntamos cuáles son las más importantes:

– A la leche de vaca: es una alergia frecuente durante la infancia. Suele aparecer antes de los seis meses y en la mayoría de los casos (aunque no en todos) desaparece a los pocos años de vida. Se trata sustituyendo la leche de vaca por otros productos lácteos de origen diferente, como la soja, y evitando derivados de este alimento como la carne de ternera, los yogures o los quesos.

– Al huevo: al igual que la alergia anterior, se presenta en la infancia, a veces coexistiendo con ella, desapareciendo generalmente al primer o segundo año de vida. Las proteínas del huevo que actúan como alérgenos se encuentran en su clara, por lo que hay que evitar todos los productos que las contengan. Hay que destacar que algunas vacunas, como la del sarampión, la de las paperas o la de la rubeola se preparan cultivando los virus en embriones de pollo, por lo que pueden causar reacciones alérgicas en aquellos pequeños con alergia al huevo.

 – A los cereales: puede aparecer a cualquier edad. Dentro de este tipo de alergia destacan las personas celíacas (con alergia al gluten, sustancia contenida en el trigo, la cebada y el centeno).

– A la soja: es más frecuente de lo que se piensa, sobre todo en niños con alergia a la leche de vaca. Se puede sustituir por leches a base de hidrolizados de proteína.

– Al pescado: es más frecuente la alergia al pescado blanco (merluza, lubina, trucha…) que al pescado azul (salmón, sardina…). Además, puede presentarse alergia a un único tipo de pescado, por ejemplo la dorada, tolerando el resto.

– Al marisco: es relativamente frecuente. En este grupo alimenticio encontramos tanto crustáceos como moluscos.

– A las frutas, los frutos secos y las legumbres:
es frecuente que coexistan todas aunque no es necesario. Al contrario que en las alergias a las proteínas animales (leche de vaca y huevo) estas alergias no desaparece con el paso del tiempo y, además, aparecen a edades más avanzadas.En todas ellas, el tratamiento más eficaz para evitar las reacciones alérgicas consistirá en eliminar el alimento que las causa.

Fuente: http://salud.facilisimo.com/blogs/enfermedades/las-7-principales-alergias-alimentarias_799264.html

Anuncios