Las alergias vienen de dentro, no de fuera

allergie im frühling

La intuición llevaría a pensar que en zonas con mayor cantidad de polen se producen más alergias. Pues no es así. El censo más amplio realizado hasta la fecha, con una muestra de 10.000 personas repartidas por toda la geografía estadounidense a quienes se les midieron anticuerpos de 19 alérgenos diferentes, establece que la prevalencia de alergias en mayores de cinco años es la misma en cualquier región de EE UU.

“Este fue el resultado más inesperado del estudio”, explica a Sinc Darryl Zeldin, líder del trabajo y director del Instituto Nacional de Salud Ambiental del NIH. “Imaginábamos que en unas zonas la población sufriría más alergias que en otras. En cambio, la prevalencia [proporción de individuos con ese problema en un periodo determinado] es prácticamente idéntica a lo largo de EE UU, cosa que nos hace pensar que lo importante no son los factores externos, sino los internos”.

“Es un dato verdaderamente interesante”, opina Josep Maria Antó, director del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental de Barcelona y coordinador del proyecto europeo MeDall destinado a entender los mecanismos de aparición de las alergias. “Desde hace diez años sospechamos que no son tanto el resultado de una exposición a alérgenos específicos, sino más bien una predisposición previa que se manifiesta cuando hay exposición. El estudio apoya esta hipótesis”, apunta Antó, que no está involucrado en la investigación.

Los investigadores estadounidenses han confirmado que el tipo de alergia sí es diferente en una región u otra. Por ejemplo, en la costa este hay más alergias a sustancias propias de interiores, como pelo de gato o ácaros del polvo, y en la costa oeste a sustancias de exteriores, como hierbas o polen.

Pero el hecho de que la prevalencia final sea tan similar indica que “si alguien tiene predisposición a sufrir alergias, va a reaccionar ante lo que encuentre en su ambiente, ya sea polen, cucarachas, comida o pelos de gato. Lo importante no es a qué te expongas, sino la sensibilidad de tu sistema inmunitario a sobrerreaccionar”, sentencia Zeldin.

“Y también nos hace pensar que los factores genéticos pueden ser más determinantes y generales de lo que creíamos”, añade este médico e investigador. La gente se hace alérgica antes de la exposición, no después.

La Europa del norte es más alérgica que la mediterránea

Josep María Antó matiza que “una cosa son los datos y otra las interpretaciones”, y cita estudios a escala europea y mundial en los que sí se observa variación en la prevalencia de las alergias. “Tanto en países industrializados como en el mundo en desarrollo hay más alergias en las ciudades que en las áreas rurales. Esto está bien establecido. Y, si miramos dentro de Europa, vemos que los países nórdicos sufren más alergias que los mediterráneos. Pero, ciertamente, todavía desconocemos las causas y mecanismos”.

Cuando una persona es alérgica a una sustancia, su sistema inmunitario se defiende de manera exagerada ante lo que considera una amenaza, produciendo inmunoglobulina E (IgE), que provoca la reacción alérgica. Por eso, para detectar alergias, se miden en sangre los niveles de distintas variantes de la IgE.

Antó destaca que el estudio estadounidense haya analizado la presencia en sangre de 19 anticuerpos IgE diferentes, mientras que de momento los estudios europeos han utilizado solo entre 5 y 7. “No me sorprendería que si ampliáramos el número de sensibilidades medidas observáramos también más homogeneidad en Europa”.

Resulta obvio que en la aparición de alergias intervienen factores ambientales como el exceso de higiene, la contaminación y la obesidad. Los niños que van a guarderías desarrollan menos alergias que los criados en casa.

Por su mayor exposición a gérmenes desde pequeños, los que tienen hermanos también sufren menos alergias que los hijos únicos. Y en un estudio realizado en zonas rurales de Austria y Alemania se observó que la exposición a endotoxinas bacterianas procedentes del ganado generaba una notable protección frente alergias.

“Cuanto más sucio está el ambiente en que te crías, menos riesgo de alergias tendrás”, establece Zeldin, quien acaba de publicar otro estudio demostrando que la exposición a altos niveles de NO2 y partículas en ciudades contaminadas incrementa la cantidad de alergias.

El ambiente en el que una persona se desarrolla modula el sistema inmunitario para hacerlo más resistente o frágil ante las alergias. Pero el nuevo paradigma indica que genes y ambiente pueden terminar configurando un organismo susceptible de manera genérica a las alergias, que después reaccionará ante el contacto con alérgenos.

No habría genes o sensibilización inicial a sustancias específicas, sino mecanismos más generales que harían a una persona alérgica o no. La predisposición sería más importante que la exposición. “Si tras más investigaciones confirmamos que esto es así, nos tocará replantear algunas terapias basadas en evitar la exposición”, apunta el Dr. Antó.

¿Cada vez menos alergias?

Un aspecto interesante derivado del trabajo de Darryl Zeldin es que el aumento de alergias en las últimas décadas puede haberse detenido. Los especialistas en alergias están bastante convencidos de que, seguramente por la hipótesis de la higiene, el número de alergias en países desarrollados ha estado creciendo de manera constante desde los años 70.

“Pero no tenemos datos precisos para demostrarlo, porque los test cutáneos con los que se medían las alergias hace 30 o 40 años no eran tan precisos como los análisis de IgE en sangre que hacemos en la actualidad”, explica Zeldin.

Para solucionar esto, investigadores del Instituto Nacional de Salud Ambiental del NIH están recogiendo muestras de sangre de antiguos estudios guardadas durante décadas, en las que quieren analizar la concentración de IgE. “Lo que nos parece estar observando es que efectivamente hubo un gran aumento, pero que en los últimos años se ha estabilizado”, concluye.

“Podría ser que hubiéramos llegado a cierta saturación poblacional en la prevalencia de alergias. Esto encajaría en la hipótesis de que hay mecanismos más genéricos. No todo el mundo es susceptible a todo”, confirma Antó.

Fuente: http://www.agenciasinc.es/Reportajes/Las-alergias-vienen-de-dentro-no-de-fuera

SE PUBLICA GUIA DE ACTUACION EN ANAFILAXIA PARA PACIENTES

La anafilaxia es una reacción alérgica grave de instauración rápida, que puede poner en peligro la vida.

La dificultad de reconocer los síntomas, incluso entre los profesionales sanitarios, y la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoz, llevaron hace algunos años a varios profesionales de la SEAIC con amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de la anafilaxia a elaborar una Guía de Actuación en Anafilaxia (GALAXIA) que hoy en día se ha convertido en un manual esencial para los profesionales sanitarios. Para su desarrollo se contó también con la colaboración de la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergología Pediátrica (SEICAP), la Sociedad Española de Medicina de Emergencias (SEMES), la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) y el patrocinio de Alk Abelló.

La nueva Guía Galaxia que ahora se publica: “¿Qué es la anafilaxia? Guía para pacientes”, es una versión adaptada para los pacientes y las personas de su entorno (familiares, amigos, cuidadores, educadores, etc.), y recoge en un lenguaje más sencillo qué es la anafilaxia, cómo reconocerla, cómo tratarla, cómo actuar ante una reacción grave y dónde recurrir en caso de duda.

El doctor Tomás Chivato, coordinador de la misma, ha asegurado en la Nota de prensa con motivo de su presentación que “será muy útil, ya que cubre las necesidades de los no  profesionales sanitarios en esta área y mejorará el diagnóstico y tratamiento de la anafilaxia, disminuyendo la morbilidad y sobre todo la mortalidad por esta causa”.

La Guía se acompaña de un tríptico informativo más resumido para facilitar su difusión (ver documento adjunto)

Para descargar la Guía, haz click aquí

 

Documentos para descargar:

Fuente: http://aepnaa.org/noticias/ver-se-publica-guia-de-actuacion-en-anafilaxia-para-pacientes-23

Mona de Pascua (sin cacahuete, si huevo, sin leche)


IMG_4465

Hola! Como ha ido la Semana Santa? Ya se acaban las vacaciones….. Mañana de nuevo al cole y/o al trabajo! La verdad es que a pesar de este tiempo tan variado que hemos tenido esta semana, hemos podido aprovechar bien todos los días y con alguna experiencia curiosa:

1) Un día fuimos a comer a un restaurante.  Al pedir el plato de Arnau pregunté si utilizaban frutos secos ya que él es alérgico al cacahuete. La respuesta del camarero fue: NO. Aquí todo es natural! ( Me pregunto: que relación hay entre la alergia al cacahuete y utilizar productos naturales?) Y además nos trajeron una ensalada con toda una variedad de frutos secos ( pipas, piñones, nueces, etc). MUY MAL!!

2) Otro día fuimos a tomar un helado en una terraza. Al comentar el tema de la alergia, nos trajeron una carta de helados libres de alérgenos (helados  libres de frutos secos, sin lactosa, sin azúcar, etc). GENIAL!!

3) Como despedida fuimos a cenar a un restaurante que han abierto hace poco tiempo.  Al comentar el tema de la alergia nos explicaron que estos días les están dando un curso sobre alergias alimentarias. Y la verdad es que tenían idea del tema. PERFECTO!!

Y vosotros?  Habéis tenido alguna experiencia relacionada con las alergias que queráis compartir ??

Después de comentar un poco nuestras vacaciones de Semana Santa, aquí os dejo la receta de nuestra Mona de Pascua. Espero que os guste:

Ingredientes:

Para el bizcocho de chocolate puro:
– 300gr. de harina.
– 300gr. de azúcar.
– 40gr. de chocolate puro en polvo. (Yo utilicé marca Valor)
– 110gr. de mantequilla derretida.
– 360ml. de agua tibia.
– 1 cucharadita de café de zumo de limón.
– 1 cucharadita de extracto de vainilla.
– 2 cucharaditas de levadura tipo royal.
– 1 cucharadita de bicarbonato.

Para la buttercream:
– 250gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
– 100gr. de queso tipo philadelphia.
– 120gr. de cobertura de chocolate negro (Yo utilicé marca Valor)
– 200gr. de azúcar glas.

Para el almíbar:
– El zumo de una naranja.
– 50ml. de agua.
– Una cucharada sopera de cointreau o licor de naranja.
– 50gr. de azúcar.

Instrucciones:

Para el bizcocho:
– En un bol pondremos los ingredientes secos: la harina, el azúcar, el chocolate, la levadura y el bicarbonato.
– En otro bol los ingredientes húmedos: el agua tibia, la mantequilla derretida, el extracto de vainilla y el zumo de limón o vinagre.
– Uniremos las dos mezclas, sin batir demasiado.
– En dos moldes de 23cm. engrasados repartiremos la mezcla y llevaremos al horno a 175º durante unos 40  minutos. Podremos hacerlo en un solo molde, pero tardará mucho más en hacerse y después tendremos que partirlo. Yo compré unos moldes de aluminio de esos de usar y tirar. Caben los dos a la vez en el horno y queda muy bien 🙂

Para el almíbar:
– Pondremos todos los ingredientes en un cazo, llevaremos al fuego, dejaremos hervir 4-5 minutos y reservaremos.

Para la buttercream:
– Batiremos la mantequilla con el azúcar glas hasta que sea como una crema. (Esto hay que hacerlo con las varillas eléctricas).
– Añadiremos el queso philadelphia y batiremos un poco más.
– Derretir el chocolate (al baño maría o en el microondas) y lo verteremos sobre la crema. Seguiremos batiendo hasta que sea una mezcla homogénea.

Montaje de la tarta:

– Colocar una base de bizcocho, pintarla con el almíbar, repartir dos cucharadas de buttercream por encima y colocar la siguiente base. Proceder de la misma manera: pintar con almíbar y repartir el buttercream por toda la superficie de la tarta, procurando que quede lo más igualada posible.

En cuanto a la decoración, depende de los gustos y preferencias de cada uno. Arnau quería un huevo de chocolate de color azul y también le gustan mucho los muñecos de caballeros y dragones. Así que con chocolate blanco marca lindt (sin trazas de cacahuete) fundido y colorante azul,  hice el huevo. Lo coloqué medio abierto como si de dentro saliera el dragón. Y alrededor unos huevos marca lindt (también sin trazas de cacahuete)

La base de este bizcocho es la misma que utilicé para el pastel de bolitas de chocolate

– Dejar en la nevera. Sacarla una hora antes de tomarla para que la crema no esté muy dura.

 

 

 

 

Leche, huevo y cacahuete, los alimentos más alergénicos

13946536147419

La leche de vaca, el huevo  y el cacahuete son los alimentos que más alergia infantil producen, según un estudio del servicio de Alergología pediátrica del Hospital La Paz, que ha atendido el año pasado a 1.000 nuevos niños con intolerancia a los alimentos.

Los ingresos hospitalarios por reacciones alérgicas graves en niños se han multiplicado por siete en la última década, según el estudio que además señala que en los últimos 13 años la frecuencia de sensibilización a alimentos se duplicó en toda España, pasando de un 3,6% a un 7,4% de la población.

Entre los factores de riesgo figuran los antecedentes familiares, las características de los propios alimentos y su introducción en la dieta, así como la exposición ambiental, según la investigación que se centra sobre todo en alergia a alimentos mediada por la Inmunoglobulina E (IgE), que es la más frecuente.

Este tipo de alergia se manifiesta como reacción tras la ingesta del alimento y, en el caso de la alergia a leche de vaca y huevo, suele coincidir con su introducción en la dieta de los pequeños, según las doctoras María Teresa Boyano y María del Carmen García, investigadoras de IdiPAZ.

La alergia a las proteínas de la leche de vaca tiene una incidencia en la Comunidad de Madrid del 1,9% de los niños dentro de su primer año de vida y es la más frecuente en menores de dos años, mientras que en menores de cinco años es el huevo.

Existen 120 alimentos descritos como causantes de alergias alimentarias, según el Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), y los que más alergias causan en adultos son la fruta fresca (rosáceas), el cacahuete, los frutos secos y las verduras, y en menor medida, el pescado y el marisco.

La evolución y pronóstico de estas alergias es bueno para la leche y el huevo, pero no lo es tanto para los frutos secos y el pescado.

A los cinco años, el 80% de los niños ya toleran la leche de vaca. En cuanto al huevo, a los cuatro años lo toleran el 50% y a los seis años el 66%.

En general, la prevalencia de alergia a alimentos en niños menores de tres años se encuentra entre el 6% y el 8%, según el estudio en el que también participa el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria.

 Fuente: http://www.elmundo.es/salud/2014/03/12/5320b60f22601d66078b4581.html

Buñuelos de viento

2014-03-30 14.00.06
Hace días que quería publicar esta receta pero hasta hoy no he podido!! Y es que vale la pena compartirla porque están tan y tan buenos….mmmm. Estos buñuelos nos los hizo un día mi mami y nos encantaron a todos. Si los probáis espero que os gusten tanto como  a  nosotros!!
INGREDIENTES
0,250 grs. de agua
0,150 grs, de harina
0,100 grs. De mantequilla
Una cucharadita de azucar
Un pellizco de sal
0,10 grs. De levadura
Una piel de limón (pequeño)
Un trocito de canela en rama
3 huevos tamaño grande
2014-03-30 14.00.56 (1)
P
REPARACIÓN
Poner el baso de agua al fuego, con el limón , la canela, el azúcar, la sal y deshacer la mantequilla, cuando empiece a hervir echar de golpe la harina separar del fuego y remover enérgicamente durante unos minutos , hasta que quede una masa bien ligada y fina y echar un huevo  (yema y clara).
Remover muy bien hasta que el huevo se haya  absorvido  en la masa, luego otro huevo y repetir la operación y luego el otro huevo ( los huevos hay que tirarlos de uno en uno)
Remover bien hasta que la pasta quede muy fina, el secreto que los buñuelos suban y queden esponjosos está en remover muy enérgicamente la masa.
Finalmente se pone una cazuela con abundante aceite y cuando este caliente se cogen cucharaditas de postre (si se untan con aceite en la misma cazuela no se pega la masa a la cucharita y es mas fácil de echarlos), no llenar mucho la cazuela pues al doblar de volumen luego no se fríen bien ya que quedan muy apretados.
Una vez fritos, con unas tijeras se le hace un agujerito y con una manga pastelera se rellenan de nata, chocolate o crema o simplemente sin rellenar,  bien rebozados de azucar estan igual de deliciosos 🙂
2014-03-30 13.59.40

Los restaurantes y bares informarán de los alérgenos alimentarios en sus comidas

chinese-buffet[1]

Cada vez son más las personas con algún tipo de intolerancia ante alérgenos presentes en muchos de los alimentos, es por ello que el sector de restauración de nuestro país se verá obligado, antes de que finalice este año 2014, a informar a sus clientes de las sustancias alérgenas que puedan contener sus platos.

Esta información también se verá ampliada a todos aquellos establecimientos que vendan alimentos a granel envasados por ellos mismos, alimentos que entre otros pueden comprender desde la carne, el pescado, el pan o los frutos secos.

Este desafío legislativo abarcará desde el más pequeño bar hasta un restaurante con estrella Michelin y será efectivo cuando España, antes de que finalice el año, trasponga parte del Reglamento Comunitario 1169/2011 relativo a la información alimentaria facilitada al consumidor.

Lo que se busca por parte de la Unión Europea es que cualquier consumidor tenga las mismas oportunidades a la hora de comprar o degustar un alimento o plato, sin que tenga que estar envasado para consumirlo con seguridad, y que no sea simplemente el etiquetado aquello que proporcione información o se convierta en una limitación a la hora de adquirir un producto, para así conseguir que en todos los alimentos, la información alimentaria obligatoria esté disponible y sea fácilmente accesible.

La lista de sustancias con posibles alérgenos que proporcionan desde Bruselas es amplia, entre ellos los cereales con gluten, frutos de cáscara, el apio, la mostaza, sésamo, dióxido de azufre, altramuces y moluscos, estos y muchos más forman parte de los principales ingredientes incluidos entre aquellos que se deberán especificar según el Reglamento 1169/2011.

Desde la AECOSAN ya están trabajando en ello para que pronto se ponga en marcha, y así poder ofrecer mayores garantías al consumidor con alergia alimentaria.

Fuente: http://www.directoalpaladar.com/salud/los-restaurantes-y-bares-informaran-de-los-alergenos-alimentarios-en-sus-comidas