¿Tienen los amish la solución a las alergias?

Hola!

Hoy os dejo con esta noticia publicada en XL Semanal:

amish

En España hay ya diez millones de alérgicos y serán veinte millones en 2025. Las alergias son la pandemia del siglo XXI. Para encontrar soluciones, hace falta tener claras las causas. Así que los investigadores han puesto la vista en comunidades como los amish, que apenas padecen este mal, para ver dónde y por qué comenzó el problema. Se lo contamos.

¿Beber leche de vaca recién ordeñada, respirar el polvo de los establos y jugar entre boñigas puede inmunizarnos frente a las alergias? Mark Holbreich, un alergólogo de Indianápolis (Estados Unidos), opina que al menos habría que empezar por ahí. Y no es el único. Holbreich comenzó a visitar las comunidades amish hace veinte años. Si solo tuviera a los amish como pacientes, habría tenido que cerrar su consulta. Los niveles de alergia y asma de los niños amish son hasta cinco veces más bajos que los de los niños de ciudad. A Holbreich le picó la curiosidad y decidió investigar… ¿Por qué esta secta de granjeros que viven al margen de los avances tecnológicos está exenta de ictericias, lagrimeos, asfixias y estornudos? Las alergias no son nuevas. Una tableta egipcia ilustra sobre la muerte del faraón Menes por una picadura de avispa. Pero en los últimos años no dejan de aumentar en los países desarrollados.

Los médicos consideran que las enfermedades autoinmunes, entre ellas las reacciones alérgicas (respiratorias, a los alimentos, a los fármacos, a la ropa, a los metales, al Wi-Fi, al semen, en fin, a casi todo…), son la pandemia del siglo XXI, como en el siglo pasado lo fueron las enfermedades infecciosas. Unas 250.000 personas mueren por crisis asmáticas en el mundo cada año. La progresión es imparable. Y España no es una excepción. Ya hay diez millones de alérgicos en nuestro país y serán veinte en 2025, casi la mitad de la población. Y lo que es peor, las alergias son cada vez más molestas, más incapacitantes y más peligrosas. En España, las alergias a pólenes ya no se limitan a la primavera y duran hasta seis meses. Comienzan en enero con los cipreses, siguen con las gramíneas y plátanos de sombra y terminan en julio con el olivo. Pero, además, cada vez hay más alérgicos crónicos que padecen los síntomas durante todo el año. Y 2014 está siendo uno de los peores de la última década.

También han aumentado las anafilaxias. «Un choque anafiláctico es una explosión alérgica que afecta a todo el organismo de forma rápida y brusca. Puede ser mortal explica Montserrat Fernández, jefa del servicio de alergia del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid y es difícil de diagnosticar, porque suele presentar un cuadro clínico complejo, con enrojecimiento, picor, ahogo, náuseas, mareos…». Según un estudio reciente, se dan 113 casos anuales por cada cien mil habitantes. Y se calcula que en España una de cada 300 personas sufrirá un choque anafiláctico a lo largo de su vida.

El ‘secreto’ de los amish contra la pandemia

Holbreich realizó pruebas cutáneas de alergia a niños amish. Solo el siete por ciento resultó estar sensibilizado a pólenes y otros alérgenos. La sensibilización aumenta el riesgo de acabar desarrollando una alergia; es el paso previo. Holbreich pensó primero que la invulnerabilidad de los amish podría deberse a factores genéticos, pues forman una comunidad muy endogámica, pero esa teoría se descartó enseguida, estudiando los orígenes suizos de los amish. Lo que sí detectaron los científicos es una clara diferencia entre niños de pueblo y de ciudad. Los hijos de los agricultores y ganaderos padecen menos alergias. Así que microbiólogos e inmunólogos han convertido el norte de Indiana, territorio amish, en la meca de la investigación contra las alergias. Pero también buscan respuestas en las zonas rurales de Polonia y China, cuya vida tradicional se ve amenazada por el progreso y la emigración a las ciudades, como sucedió en España hace 30 años.

De momento no hay conclusiones, pero sí sospechas. Según Holbreich, los amish sufren menos alergias porque beben leche sin pasteurizar y crecen rodeados de mierda, con perdón. Los investigadores lo llaman el ‘efecto granja’. «Los niños limpian los establos, andan descalzos y están expuestos a microbios y bacterias que estimulan su sistema inmunológico», explica. Holbreich llama a las boñigas de vaca ‘oro líquido’. Y calcula que, con cada inhalación de aire, un niño amish recibe una exposición a los microbios mil veces mayor que uno de ciudad. «A la hora del desayuno, los niños amish tienen hongos y detritus en la ropa, en las uñas… Están flotando en el ambiente. Es un entrenamiento de campeones».

Los resultados obtenidos con los amish concuerdan con los de las investigaciones polacas, donde aumentan las alergias coincidiendo con el éxodo del campo a la ciudad desde que ingresó en la Unión Europea. El caso de China es paradigmático. Los escolares chinos de las zonas rurales tienen tres veces menos alergias que los de Pekín. El 40 por ciento de esos niños han vivido en granjas toda su vida. Hay una vieja hipótesis que se denomina ‘teoría higienista’ y que viene a decir que en el polvo de los establos y en la leche fresca pululan microbios que son importantes para un correcto funcionamiento del sistema defensivo humano.

¿Enfermos por un exceso de higiene?

En el fondo, una alergia no es más que un error, una metedura de pata de nuestro sistema inmune, que es el que se encarga de defender al organismo ante intrusos peligrosos como bacterias, virus o parásitos. Para esa función cuenta con un ejército de células asesinas y anticuerpos. Estas tropas de choque van aprendiendo a lo largo de la vida a distinguir entre ‘amigos’ y ‘enemigos’. Sin embargo, en el caso de los alérgicos, lo que hacen es declararles la guerra a unos intrusos que no son peligrosos: polen, ácaros, ingredientes de alimentos…

El contacto con estas sustancias provoca la liberación de transmisores que desencadenan una reacción inflamatoria.Si faltan sparrings, se aburren y se entretienen de otra manera: luchando contra las inofensivas partículas de polvo o de polen. Así pues, un exceso de higiene las privaría de su adiestramiento y su ejercicio diario. Pero los alergólogos ya no se conforman con esa teoría. La consideran demasiado simplista. Y las nuevas investigaciones dan un paso más. Por una parte, algunos microbios pueden tener un papel clave en la maduración del sistema inmune, ¿pero cuáles? Se trata de identificarlos, de saber cuáles son nuestros aliados y cuáles nuestros enemigos.Por otra, todo apunta a que no solo es una cuestión de no esterilizar el chupete cada vez que se le caiga a nuestro bebé al suelo.

Lo que ha disparado las alergias es probablemente un cambio radical en el estilo de vida, con múltiples factores en juego: la contaminación ambiental, los medicamentos, el estrés, la alimentación… El aire que se respira en las ciudades o la comida que compramos en los supermercados contiene cientos de sustancias químicas que no existían en el siglo XIX. Y quizá nuestro sistema inmunitario no solo está desentrenado, sino también confuso, como esas ballenas que acaban varadas en las playas, desorientadas por la contaminación acústica de los océanos.«Por eso los amish, que viven en una cápsula del tiempo, como se vivía antes de la Revolución Industrial, nos pueden enseñar lo que hemos perdido», apunta Holbreich.

Causas probables

-Motores diésel. Las partículas del gasóleo en el aire facilitan el transporte del polen hasta la nariz y su penetración en los pulmones. El problema es grave en España, donde el parque automovilístico diésel es mayoritario.

-Alimentos procesados. La industria alimentaria ha cambiado nuestros hábitos de consumo, alterando la flora bacteriana. Los alimentos procesados, se relacionan con el aumento de las alergias. Y, en general, la tendencia a comer menos frutas, verduras frescas y pescado azul.

-Cloro. Los agentes químicos presentes en el aire de las ciudades pueden desencadenar reacciones del sistema inmunitario. Una hipótesis, avalada por la Universidad de Lovaina (Bélgica), sugiere que el contacto generalizado de los niños con el cloro de las piscinas cubiertas es el desencadenante de muchos casos de asma.

-Vitamina D. La insuficiencia de vitamina D aumenta hasta tres veces las probabilidades de que los niños padezcan reacciones alérgicas a alimentos. Influyen también los factores medioambientales y genéticos y el color de la piel.

-Edad crítica. No hay acuerdo sobre la edad idónea para exponerse por primera vez a alimentos alergénicos, como la leche de vaca o el trigo. Se sabe que en algunos casos el contacto temprano es beneficioso.

-Medicamentos. Los antibióticos, en especial los que se toman para combatir las infecciones respiratorias, incrementan el riesgo de padecer asma y eczemas alérgicos, según un estudio alemán.

Una Alergia casi nunca viene sola

Las personas que reaccionan al polen, al pelo de animales o al polvo suelen desarrollar una alergia cruzada a ciertos alimentos. Las cruzadas más habituales se dan con vegetales de la misma familia. Encuentre aquí el causante de sus molestias. En torno al 20% de los alérgicos al polen de artemisia también tienen que prestarles atención a la verdura, la fruta y las especias. En torno al 70% de los alérgicos al polen de abedul reaccionan también a algunos alimentos, generalmente con irritación de boca y garganta.

Tratamientos personalizados

-Diagnóstico Molecular: No basta con saber si una persona es alérgica a un determinado alimento, sino que ahora se busca la proteína en concreto a la que está sensibilizada. Gracias al diagnóstico molecular se ha descubierto que hay muchas alergias cruzadas a pólenes y alimentos de origen vegetal que tienen proteínas en común. Se sabe también que la ingesta de alcohol o antiinflamatorios puede agravar una reacción alérgica.

-Inyecciones a la carta: Investigadores austriacos han desarrollado inyecciones a la carta contra el polen de gramíneas y trabajan en proyectos contra el pelo de gato, ácaros y polen de abedul, según Der Spiegel. Además, han creado un chip de detección precoz que mediante fluoromicroscopía permite hacer visibles los anticuerpos que reaccionan ante determinados alérgenos.

-Desensibilización: Consiste en administrar pequeñas dosis progresivas del mismo alérgeno al que un individuo está sensibilizado, como si fuera una vacuna. La inmunoterapia suele ser un tratamiento largo, de tres a cinco años por término medio. Y sus resultados no son siempre exitosos. Es más efectiva con los pólenes y más complicada con algunos alimentos. La ventaja es que es compatible con la administración de fármacos e inhaladores.

-Cócteles basterianos: Se recomienda consumir alimentos probióticos, que contienen bacterias intestinales. Durante décadas han sido utilizados para hacer yogur. Tienen efectos demostrados en el tratamiento de los trastornos digestivos, y cada vez más estudios concluyen que los beneficios son similares para el sistema inmune y las alergias, aunque no son un remedio milagroso. El consumo de probióticos durante el embarazo podría ayudar a reducir las alergias en el recién nacido.

-Kit de emergencia: Un alérgico a las picaduras puede morir en 10 minutos y una alergia alimentaria puede acabar con una persona en 25. Un kit de emergencia con gotas, pomada, antihistamínicos, un móvil y, sobre todo, un lápiz de adrenalina autoinyectable puede salvar la vida a los pacientes más expuestos, en especial a los niños, porque previene el broncoespasmo y el colapso cardiovascular.

Fuente: http://www.finanzas.com/xl-semanal/magazine/20140511/tienen-amish-solucion-alergias-7188.html

Anuncios

Tartas con cara de mono

Hoy es un día muy y muy especial y es que mi peque ya ha cumplido 4 añitos!! Así que esta semana toca hacer tartas, pasteles y bizcochos. Hoy os presentaré a los dos monitos que hemos hecho como tartas de cumpleaños para el cole 🙂

IMG_4644

La primera impresión es de:  que chulos! pero que dífíciles de hacer, no?? pues no!! Son muy resultones (sobretodo para la clase de Arnau que este año son la clase de los “Monos”) pero además es muy fácil de hacer y en esta web veréis que están todos los pasos super detallados y bien explicados. Es algo entretenido  pero muy fácil y sólo para ver las caras de sorpresa de Arnau, de sus amiguitos y de sus mamis,  ya ha valido la pena el tiempo invertido 🙂 A parte de que queda buenísmo!! Un éxito asegurado 🙂

Así es como lo he hecho yo. En este caso he hecho dos tartas ( el monito y la monita), así que los ingredientes utilizados han sido el doble de los que aparecen aquí y los chocolates han sido marca Valor y Hacendado (sin trazas de cacahuete)

IMG_4642

IMG_4641

INGREDIENTES PARA UNA TARTA:

· 1 bizcocho de chocolate para tartas de cumpleaños

· crema pastelera de chocolate. Esta crema está buenísima para comerla sola. Al hacer el doble de cantidad para rellenar las dos tartas, sobre bastante crema que se puede aprovechar para colocarla en unos vasitos y ya tenemos unos estupendos postres 🙂

· ganache de chocolate para cubrir el bizcocho

· para decorar:

.- 2 donetes

.- 2 chocolatinas redondas y negras. Como no las he encontrado sin trazas de frutos secos, las he hecho yo con unos moldes que tenía en casa.

.- 2 bolitas de goma color marrón para la nariz.

.- fideos de chocolate (marca Hacendado. Sin trazas cacahuete)

.- chocolate de fundir para pelo.

.- fondant (pasta de azúcar) de color carne para la boca

.-  un regaliz rojo para los labios.

.- fondant de color blanco para los ojos.

– figuritas de azúcar para el lazo y los pendientes de la monita. (Yo los encontré en el Lidl)

En cuanto a la elaboración de la tarta y trucos a tener en cuenta, podéis verlo en el enlace de arriba. A ver si os animáis a probarlo!!

IMG_4647

 

Pastel rápido y fácil de chocolate y nueces

A veces queremos hacer algún pastel de cumpleaños que sea rápido, fácil, bueno y algo diferente al tradicional bizcocho. Empezamos a buscar recetas por internet pero no encontramos ninguna que nos acabe de convencer… Pues para esos momentos aquí os dejo esta receta que hice para el último cumpleaños que celebramos. Espero que os guste!!

IMG_4304

Ingredientes:

– 4 huevos

– 200 gr de harina

– 200 gr de azúcar

– 1/2 sobre de levadura

– 100 gr de nueces troceadas

– 150 gr de chocolate negro para fundir (yo utilicé marca Valor ya que no lleva trazas de cacahuete)

– 1 vasito de agua

– 100 gr de mantequilla

 

Elaboración:

En primer lugar se separan las yemas de las claras, éstas últimas se montan a punto de nieve. En una fuente se baten las yemas con el azúcar hasta que esté esponjoso.

En un cazo se echa el agua, mantequilla y el chocolate, se remueve al fuego hasta que esté como crema y se junta con las yemas y las nueces troceadas.

Se echa poco a poco la harina y la levadura y luego las claras montadas.

Todo este preparado se echa en un molde de tarta previamente untada con mantequilla y se mete al horno precalentado durante unos 10 minutos a 200 grados. Cuando ha subido lo ponemos unos 20 minutos más a 160 grados. Se pincha con un cuchillo  y si sale limpio ya esta listo!!

Y si además lo acompañamos con un poco de helado de fresa o vainilla está de maravilla!! 🙂

El colmo de la pobreza

Para reflexionar…

Caleb me rompía el corazón cuando decía: Mamá, ya no me quieres, porque veía comida en casa pero yo le decía que no podía hacerle un bocata como el de su hermano». No podía porque su madre, Dolores Fernández, no tenía con qué prepararle un simple sándwich con alimentos que no dañen el sistema digestivo de Caleb, a quien diagnosticaron celiaquía el 2008.

Tampoco es que la despensa de los Fernández vaya sobrada. De hecho, hace demasiado tiempo que sobreviven en buena medida gracias a las aportaciones en especies que consiguen de oenegés del Poblenou de Barcelona. La perversión es que muchos de esos alimentos que reciben no son aptos para el consumo de intolerantes al gluten. Y Dolores se desespera porque en el mercado esos productos son sensiblemente más caros que los aptos para un consumidor que sí tolera la ingesta de esta proteína presente en numerosos cereales. «Cuestan entre dos y cuatro veces más que los que tienen gluten, un 315% más caro de media», expone Olga Cuesta, presidenta de la Associació Celíacs de Catalunya (ACC). Un sobrecoste de «unos 1.600 euros anuales» por persona, dice Cuesta.

Sensible para los niños

Un lujo insaumible para esas familias que acarrea un perjuicio en la pirámide nutricional, aspecto «especialmente sensible» para los niños, según Mayte Corchero, madre de Ander y Alba, de 16 y 13 años, afectados por esta intolerancia. «Lo habitual es que en la comida que te dan las entidades no haya pan para ellos y te buscas la vida para comprarlo». Porque al pedir productos sin gluten, la respuesta es negativa. O casi: «Una vez me dieron papilla…», dice, resignada.

Algo que acaba trastocando el presupuesto. «Del bistec pasas al pollo y de la merluza, al lomo», ilustra. «No pasamos hambre, pero sufres por no dar alimentos imprescindibles para la buena salud de tus hijos», relata la madre de esta familia de Terrassa. Fernández tiene inquietudes similares. «Cuesta que entienda que no puede comer como sus amigos. Al ver restos de una galleta bajo su cama ya lloro porque sé que me llamarán del cole para decirme que se ha puesto malito», añade.

Ambas exigen más «sensibilización» de todos los estamentos para evitar que a los aprietos que sacuden a muchas familias se añada el agravio de una dieta descompensada por no afrontar esta intolerancia con garantías. Cuesta recuerda que ni el Govern ni el Ejecutivo central «ofrecen bonificaciones, subvenciones o deducciones fiscales a las familias celíacas con pocos recursos», como sí sucede en Navarra y países como Francia, Reino Unido o Portugal. «Al ser productos de primera necesidad el IVA debería reducirse al 4%», añade. De momento, solo se aplica con el pan. Justifica la compensación puesto que siguiendo la dieta, un celíaco no representa gasto para la sanidad pública. «Todo el coste lo asume él por la sobrevaloración», aduce. Y recuerda que las pruebas hasta dar con el diagnóstico o la ingesta accidental «sí tienen gastos» para las arcas públicas.

Concienciación

La situación que alcanza su auténtica dimensión al conocer que 75.000 familias catalanas tienen al menos un miembro celíaco, y una de cada cien personas presenta esta intolerancia, pero el 85% de ellos aún no han sido diagnosticados, según la ACC. La asociación, que también proporciona alimentos a familias pobres, explica que las quejas por la escasez de productos sin gluten en lotes de oenegés,«sin ser un alud», van en aumento.

Por eso contactan con entidades del tercer sector para que reparen en estas familias, sin dejar de reconocer «su impagable labor», subraya Cuesta. También el Banco de Alimentos de Barcelona lleva año y medio concienciando a las cerca de 360 entidades colaboradoras. «Al principio solo respondió una asociación, pero con los meses se van interesando más», dice Maria Lluïsa Farré, del departamento de seguridad alimentaria.

Farré ejemplifica las dificultades que tienen para abastecer esta demanda al alza al explicar que del medio millar de productores de alimentos que colaboran «solo tres realizan productos específicos sin gluten». De ahí que intensifiquen las gestiones para aumentar la oferta de comida apta para celíacos y para otras intolerancias alimentarias. La finalidad es dar una cobertura «lo más personalizada posible», dice Farré, conscientes de que ser pobre es doblemente frustrante para aquellas familias que incluso si logran llenar la despensa no pueden alimentar a sus hijos como les gustaría.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/colmo-pobreza-3253299?utm_referrer=http://t.co/ErogDzLC7K&fromt=yes

Muere un niño tras sufrir un shock anafiláctico cuando pasaba el día en una granja escuela en Madrid

Aquí os dejo esta fatal noticia publicada en el Mundo.

Un niño de seis años ha fallecido a última hora de este miércoles tras sufrir un supuesto shock anafiláctico posiblemente derivado de alguna alergia alimentaria, según informaron fuentes de Emergencias 112.

Sobre las 21.20 horas los servicios de emergencia recibieron una llamada de alerta procedente de un coche parado en el kilómetro 6 de la carretera M-523 en el municipio de Villanueva de Perales.

Dos monitores de una granja escuela del municipio trasladaban al pequeño a un centro hospitalario después de que durante la cena el niño empezara a sentirse mal y tener los labios azules, según Emergencias 112.

Al llegar los facultativos de la Cruz Roja al lugar de los hechos, se encontraron con el niño en parada cardiorrespiratoria. Durante 50 minutos los sanitarios trataron de reanimar al chico durante su traslado al Hospital de Móstoles, donde al poco de llegar el pequeño falleció.

Fuente: http://www.elmundo.es/madrid/2014/05/08/536aaf22e2704e77278b458c.html?cid=SMBOSO25301&s_kw=facebook

Pulseras super chulas para alérgicos

Hace unos días descubrí a través de Allergychef  esta web llamada Mimökki con unas pulseras y otros utensilios para alérgicos uper chulas!  Su creadora, Eva Benéitez  y aquí os dejo la entrevista que le hicieron el equipo de Allergichef sobre los diferentes productos que tienen para alérgicos e intolerantes alimentariosy cómo surgió la idea de crear esta web de venta online.

¿Cómo nace la idea de crear Mimökki?

logo1 con negrita copia Bonitas pulseras para alérgicos en Mimökki

Llevo muchos años trabajando en sanidad y la idea surgió escuchando a los pacientes, se quejaban que los dispositivos que utilizaban para manejar su enfermedad, visualmente eran poco atractivos y procuraban esconderlos para que no se vieran.

Poco a poco fui encontrando accesorios médicos con la misma función pero con una estética menos médica, meses después nació Mimökki con el objetivo de acercar la salud y el diseño ofreciendo accesorios médicos que reflejen mejor la personalidad, estilo y gusto del paciente.

¿Qué accesorios pueden encontrar personas con alergias e intolerancias alimentarias?

Ahora contamos con pulseras identificativas de alergias (al huevo, gluten, etc.) para niños, y bolsas y estuches médicos donde transportar adecuadamente los autoinyectores de adrenalina.

¿Por qué es importante ofrecer un bonito diseño a un dispositivo médico?

A todo el mundo le gustan las cosas bonitas porque evocan sentimientos positivos y precisamente en el tema de la salud es importante contribuir a mejorar el estado anímico de las personas.

Hasta ahora encontrar bolsas para la adrenalina o pulseras identificativas para la alergia era muy difícil dentro de nuestras fronteras ¿Cómo es que aquí no se ha trabajado más en estos accesorios?

Las alergias e intolerancias tienen poca visibilidad social pese a que en la última década casi se ha duplicado el número de personas alérgicas.

Son productos relativamente nuevos en todos los países, hablar de diseño cuando se trata de un tema tan serio como la salud pudiera parecer algo frívolo, pero anímicamente es importante.

¿Por qué son importantes estos accesorios para las personas con alergias e intolerancias alimentarias?

mimoki 3 Bonitas pulseras para alérgicos en Mimökki

Los alergólogos aconsejan el uso de pulseras identificativas de alerta médica porque indican a las personas como les pueden ayudar en caso de sufrir una reacción alérgica.

No solo advierten a las personas de la condición de alérgico también despiertan la curiosidad de quienes no las padecen lo que ayuda a aumentar su conocimiento y contribuir a la educación de la sociedad en este sentido.

Un niño que va al cumpleaños de uno de sus compañeros de clase probablemente no pueda comer nada de las ricas cosas que comerán el resto, pero si lleva una pulsera de alergia todas las madres la verán y es probable que esas madres en el siguiente cumpleaños se preocupen por ofrecer una merienda con alimentos que todos los niños puedan comer.

¿Tenéis pensado ampliar vuestra gama de productos para alérgicos o intolerantes alimentarios? ¿Con qué productos?

Sí, a medio plazo tenemos previsto ampliar nuestro catálogo con productos para todo tipo de alergias y una sorpresa que estamos preparando. Poco a poco iremos ampliando nuestra oferta para poder ofrecer siempre a nuestros clientes la más completa gama de artículos y convertirnos en la referencia para ellos.

¿Qué hacen especiales a los productos de Mimökki?

Los productos para las personas con alergias de Mimökki están diseñados por una madre que también tiene un hijo con alergias, ella creó los productos no sólo pensando en su hijo, sino también para ayudar a otros niños y hacerles sentirse protegidos y más seguros.

Los personajes utilizados ponen la cara amable a problemas de salud tan comunes como las alergias, diabetes y asma mediante divertidas y coloridas pulseras y bolsas médicas.

 

mimoki 4 Bonitas pulseras para alérgicos en Mimökki

Además Allergychef   sortea este estuche para el autoinyector de adrenalina:

-Los que os registréis o estéis ya registrados en la web de Allergychef
-Y le deis un “me gusta” a la página de Facebook de Mimökki

Tenéis hasta el día de la madre para conseguir este genial regalito de Mimökki.